Cheesecake de Peanut butter Jelly

Ingredientes

Ajusta al tamaño de tu molde:

Info nutricional

por ración

336Kcal
Proteinas: 15gr.
Carbohidratos: 9gr.
Grasas: 26gr.

¿Qué molde he utilizado?

Para esta tarta he usado un molde de silicona desmontable.

La mezcla de mantequilla de cacahuete y mermelada me trae recuerdos de mis veranos en Canadá… de esos desayunos tan americanos con una tostada con «peanut butter» y mermelada… aunque allí siempre se usaba mermelada de uva, yo he descubierto que con mermelada de fresa también está de muerte lenta.

Podéis usar la que más os guste, porque esa mezcla dulce/salada, sea la fruta que sea, siempre triunfa.

Imaginad ahora todo lo que os he contado antes en modo tarta de queso. Una cheesecake con un sabor intenso a mantequilla de cacahuete (de chocolate blanco en este caso, con la mantequilla de cacahuete que formulé junto con Emfit y que sabe un poquito a happy hippo) con un toque a mermelada de fresa casera y esa textura de las cheesecakes de horno que a mí me vuelve loca.

Elaboración

Trituramos las galletas hasta conseguir una especie de harina. Podemos dejar trozos algo más grandes, para que quede una base distinta y con un toque crujiente. Los mezclamos con la mantequilla derretida, la mantequilla de cacahuete y lo vertemos en el molde, cubriendo toda la base del mismo.

Presiona la mezcla para que quede compacta y uniforme y reserva en la nevera.

– He usado mermelada de fresa casera, tan fácil como calentar las fresas en el microondas durante un minuto, triturarlas y añadir una hoja de gelatina previamente hidratada. Vuelve a triturar hasta que todo quede integrado y reserva en la nevera mientras preparamos la masa de la cheesecake.

– Para la cheesecake empieza mezclando el queso crema con el edulcorante hasta que tengas una mezcla cremosa.

– Añade la mantequilla de cacahuete (la mía es esta) con el extracto de vainilla, la nata y mezcla bien.

– Añade por último los huevos de uno en uno y batiendo con cuidado entre medias hasta integrarlos. Intenta no meter demasiado aire.

– Vierte en el molde la mitad de la masa, añade un poco de mermelada, vierte el resto de la masa y añade otro poco de mermelada por encima haciendo swirls. Lo que te sobre lo añadiremos de topping.

– Precalienta el horno a 170ºC y cuando esté caliente mete la tarta de queso durante 50 minutos.

Tips

– Intenta que todos los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente antes de comenzar la receta. Te va a resultar más fácil integrarlo todo.

– Puedes sustituir el endulzante por 40 – 50 gr de eritritol (tienes el enlace del que yo uso aquí)

– Para los swirls, pon pegotitos de mermelada y con la punta de un cuchillo dibuja sobre ellos.

– Puedes usar las galletas digestive industriales sin azúcar o probar mi versión que encontrarás en la web (en breve) y en mi libro de cheesecakemanía.

– Intenta no mezclar demasiado rápido para no añadir aire a la masa y evitar que se nos hunda al salir del horno.

– Siempre dejo que las tartas de queso se enfríen un poco en el propio horno, apagándolo y con la puerta un poquito abierta, unos 15 minutos.

– Pruébala al día siguiente, porque estará mucho más rica y tendrá un sabor más intenso.

– Desmolda la tarta antes de servirla. Déjala hasta entonces en la nevera y con su molde.

– La tarta debe de salir del horno con el centro algo tembloroso, no te de miedo de sacarla cuando toca. Cuando se vaya enfriando irá cuajando e irá quedando muy cremosa. Si te pasas tedrás una tarta demasiado densa y seca.

2 Comentarios

  1. Carmen

    La hice ayer y no puede estar más buena! El punto, el sabor y todo increíble mmmmm

    Responder
    • Sara

      ala!!! que alegría que te haya gustado.
      Muchas gracias

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

2 Comentarios

  1. Carmen

    La hice ayer y no puede estar más buena! El punto, el sabor y todo increíble mmmmm

    Responder
    • Sara

      ala!!! que alegría que te haya gustado.
      Muchas gracias

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sara

¿Sabéis el dicho de «nacer con un pan bajo el brazo»? Se podría decir que yo nací con unas varillas. Quedate por mi web y lee mis recetas porque estoy segura que no podrás evitar hacer más de una.

Recetas

Últimas recetas

Bollería versionada

Los dulces más famosos al estilo Burpee

Cheesecake

Las tartas de queso más cremosas

Brownies & Blondies

Domina los brownies con mis recetas

Galletas

El monstruo de las galletas approved

Tartas

El complemento de cualquier celebración

Helados

Fresquitos y riquísimos

Siropes & cremas

Potencia cualquier dulce

Donuts

Conquista a cualquier policía

Muffins & cupcakes

La digievolución de la magdalena

Especial fiestas

Los dulces más sorprendentes

Trufas

Los caprichos más sabrosos

Cereales

Imprescindible ver con vaso de leche en mano