Tarta de mousse de queso y calabaza

Ingredientes

Ajusta al tamaño de tu molde:

Info nutricional

por ración

290Kcal
Proteinas: 12gr.
Carbohidratos: 15gr.
Grasas: 21gr.

¿Qué molde he utilizado?

Con el tamaño orinal del molde salen unas 6 raciones de tarta. Siempre utilizo para este tipo de tartas un molde desmoldable de silicona.

Antes de que termine el otoño, la época de calabazas, de la canela y el pumpkin spice… quiero dejar por aquí esta tarta de dos capas tan rica. Me encanta mezclar capas con distintas texturas como esta: una base de galletas con canela, una capa de tarta cremosa de queso de calabaza y por último una capa de mousse de queso (puedes literalmente coger solo esa capa, ponerla en mini vasitos y convertirla en un postre espectacular).

Como todas las tartas de queso, el procedimiento es súper sencillo, aunque sí que es algo más lento por el hecho de esperar tiempo entre capas. Eso sí… el disfrutar de una tarta como esta lo merece.

Elaboración

Comenzamos triturando las galletas hasta conseguir una harina. Puedes hacerlo en trozos algo más grandes, si quieres que la base quede con una textura más crunchy.

Mezclamos las galletas con la canela y la mantequilla derretida y vertemos en el molde. Cubrimos bien la base del molde, compactando la galleta e intentando que quede bastante liso y uniforme. Reservamos en la nevera.

Para la capa de tarta de queso de calabaza vamos a empezar mezclando el queso crema con el saborizante hasta que tengamos una textura cremosa. Le añadimos la calabaza con la esencia de vainilla y las especias e interamos todo. Añadimos por último los huevos uno a uno, mezclando uno antes de añadir el siguiente. No batas con máquina, intenta hacerlo a mano para evitar añadir aire.

– Vierte en el molde, sobre la base de galleta y mete en el horno a 175ºC durante 40 minutos. Deja que la tarta enfríe por completo (de un día para otro también se puede hacer).

Para el mousse de queso empieza calentando la leche un minuto en el microondas. Pon a hidratar las hojas de gelatina y disuelvela en la leche caliente. Reserva mientras preparas el resto del mousse.

– Mezcla el queso crema con el saborizante, la nata, la pasta de vainilla, la leche en polvo y proteína de nata. Bate con una batidora de varillas hasta que empiece a montar la nata, y la veas algo más densa. Añade sin dejar de batir la leche que has reservado antes junto a la gelatina. Incorpora todo y vierte en el molde, sobre la tarta de queso.

Mete en la nevera durante 2-3 horas hasta que gelifique. 

– Desmolda y decora con nata montada (como en la foto).

Tips

– Intenta que tanto el queso crema, como los huevos, de la parte de la tarta de queso de calabaza que va en el horno, estén a temperatura ambiente.

Cuando añadas los huevos mezcla lo justo para integrar, intentando hacerlo a mano y evitando de esta forma añadirle aire a la masa.

Puedes sustituir el puré de calabaza por boniato (queda genial también).

– Dale unos golpecitos al molde contra la encimera antes de meterlo en el horno, para quitar el aire.

– Una vez terminado el tiempo de horno, deja que repose 10 minutos con el horno apagado y la puerta entreabierta.

Puedes sustituir la proteína de nata por más leche en polvo. Aquí te dejo la proteína que he usado yo. 

Te recomiendo que uses leche en polvo y no la quites, le da mucho sabor a la receta. Aquí tienes la leche en polvo que he usado para esta receta. Si vas a usar leche en polvo de otra marca, ten en cuenta que a lo mejor tienes que añadir menos cantidad porque es más densa (en casos hasta la mitad).

La equivalencia de gelatina en gelatina es la siguiente: 1 hoja de gelatina equivale a 1,5 gr de gelatina en polvo. 3 hojas de gelatina equivalen a 1 gr de agar agar.

Puedes sustituir el saborizante de vainilla por otro edulcorante, como eritritol en polvo. Para la tarta de queso bastaría con unos 40 gr de eritritol y para el mousse de queso 30 gr. Intenta que el del mousse de queso sea eritritol glass. Tritúralo para que se disuelva bien.

Puedes añadir 60 gr de pasta de dátil en la tarta de calabaza para endulzar. 

– Cuando hago tartas tipo mousse siempre uso acetato (aquí tienes el link). No es obligatorio, pero la tarta se desmolda mucho mejor.

Este es el molde que he usado para la tarta.

 

2 Comentarios

  1. Virginia

    Hola Sara! Cuánta cantidad de leche en polvo hay que añadir a mayores en sustitución de la proteína de nata? Muchas gracias!

    Responder
    • Sara

      Hola Virginia!
      La misma cantidad! ten en cuenta que si usas una leche en polvo distinta a la mía (la mía es de la marca paño) te va a salir demasiado densa, por lo que vas a tener que añadir la mitad!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

2 Comentarios

  1. Virginia

    Hola Sara! Cuánta cantidad de leche en polvo hay que añadir a mayores en sustitución de la proteína de nata? Muchas gracias!

    Responder
    • Sara

      Hola Virginia!
      La misma cantidad! ten en cuenta que si usas una leche en polvo distinta a la mía (la mía es de la marca paño) te va a salir demasiado densa, por lo que vas a tener que añadir la mitad!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sara

¿Sabéis el dicho de «nacer con un pan bajo el brazo»? Se podría decir que yo nací con unas varillas. Quedate por mi web y lee mis recetas porque estoy segura que no podrás evitar hacer más de una.

Recetas

Últimas recetas

Bollería versionada

Los dulces más famosos al estilo Burpee

Cheesecake

Las tartas de queso más cremosas

Brownies & Blondies

Domina los brownies con mis recetas

Galletas

El monstruo de las galletas approved

Tartas

El complemento de cualquier celebración

Helados

Fresquitos y riquísimos

Siropes & cremas

Potencia cualquier dulce

Donuts

Conquista a cualquier policía

Muffins & cupcakes

La digievolución de la magdalena

Especial fiestas

Los dulces más sorprendentes

Trufas

Los caprichos más sabrosos

Cereales

Imprescindible ver con vaso de leche en mano